El Deporte en el Programa Electoral

Posted by

En diciembre de 2013 en este mismo blog, proponía el siguiente ejercicio de imaginación: “Sitúate en la campaña de las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2015. De repente, un político en pleno mitin dice: Prometo trabajar para crear una sociedad más saludable. Prometo dedicar mi esfuerzo a generar más felicidad entre los ciudadanos y ciudadanas. Prometo someter mi trabajo al objetivo de aumentar la calidad de vida de todas y cada una de las personas que viven en este territorio. Y prometo reducir con ello el gasto en sanidad. Y todo, a través del fomento de la práctica de la actividad física y deportiva. Para ello, aumentaré las horas lectivas de Educación Física en los centros educativos, promoveré leyes que regulen la actividad de los profesionales del sector, regularé la publicidad de los deportistas y los eventos deportivos para promover hábitos de vida saludable, invertiré en I+D+I en deporte, etc.… ¿Qué? ¿Le votarías? Yo sí. Pero, casi con toda seguridad, esto te parecerá imposible, o incluso, una utopía.”

Desde entonces el escenario político y social de nuestro país ha cambiado notablemente. Me refiero claro está, al surgimiento de nuevos partidos y a la evidente expectación que generan las apariciones de sus referentes en los medios de comunicación. Basta con ver los índices de audiencia en entrevistas, debates, etc., y compararlos con cualquier otra época pasada.

CDnkZf1WgAArq8LEn el deporte, este fenómeno no se queda al margen. Pero no sólo en valores de audiencia televisiva se puede medir esta realidad. La preocupación de nuestro sector por conocer el posicionamiento de cada partido político en materia deportiva, también se percibe a través de la realización de actos como el que llevaron a cabo hace algunas semanas en Valencia el Ilustre Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Comunidad Valenciana, junto con la Asociación de Gestores Deportivos Profesionales de la misma Comunidad. Un debate entre los principales partidos políticos de la Región para contrastar las posiciones de unos y otros, con el diagnóstico de problemas y la formulación de propuestas de solución concretas. En definitiva un análisis del Programa Político en materia deportiva. Un formato, que por cierto, se repite este mismo miércoles en Asturias.

La renovada atención a la política, el escrutinio de respuestas ante problemas, proyectos y percepciones de las necesidades del sector, provoca de por sí que los partidos tengan que posicionarse de una manera clara y concreta, si no quieren ser penalizados en las urnas por los numerosos colectivos que componen nuestro sector profesional.

Y es que, como bien indica Juanma Murua en su serie “Deporte, política y política deportiva” (cuya lectura recomiendo encarecidamente), desde los años 90 las políticas deportivas se difuminaron sin encontrar un objetivo claro sobre el que orientarse, aparentemente. Los partidos tradicionales parecen haber dado una muestra clara de falta de objetivos, de reflexión y de posicionamiento ante los nuevos problemas y oportunidades que ofrece el deporte para el desarrollo de las sociedades. Y eso, es algo que debemos cambiar.

Coincido plenamente con este autor cuando afirma que las ideas políticas han de verse también plasmadas en una estrategia definida para el deporte. De lo contrario “la tecnocracia sin ideología política que la oriente acaba orientándose por el mercado.” Y ya tenemos experiencias que nos permiten hacernos una idea de donde nos lleva ese modelo de trabajo.

Para la formulación de medidas eficaces y responsables, es fundamental un conocimiento exhaustivo del sector. Para su implementación, hace falta voluntad política. Y para su correcto desarrollo y la consecución de objetivos, es fundamental la constante medición de sus efectos y la ejecución de aquellos reajustes que sean necesarios.

En este 2015, nos encontramos ante un horizonte electoral muy importante. Una sucesión de citas con las urnas que puede suponer el cambio de progreso al que algunos aspiramos, o una situación continuista que poco o nada cambie el panorama actual. Ante este contexto, los profesionales y amantes del mundo del deporte debemos plantearnos ¿qué queremos para el deporte? ¿qué ofrecen los diferentes partidos? ¿disponen en sus filas de personas lo suficientemente capacitadas como para pensar que su apuesta por nuestro sector es sincera? ¿hay estrategia más allá de la política de “pelotazos” puntuales?

Nuestra implicación en la toma de decisiones (más allá de los periodos electorales) es fundamental. Yo ya lo he hecho y os animo a todos y todas a que también lo hagáis. No os quepa duda que como colectivo podemos cambiar aquello que no funciona y llevar la política deportiva a una nueva realidad que permita reinventar conceptos, relaciones y procesos. Quizá no estemos tan lejos de aquella utopía que planteaba hace un año y medio. El momento es ahora.

[box] Autor:[/box]

Rubén Gude Redondo

D. Rubén Gude Redondo

guder84@hotmail.com